martes, 18 de julio de 2017

El Big Bang se planteó ¡en el siglo XIII!

Un texto de la Edad Media ya sugería que el universo surgió tras una explosión.
Quizá sea verdad que el Medievo propició creencias «oscuras», pero no es menos cierto que aquellos tiempos vieron nacer a eruditos extraordinarios. Uno de estos hombres fue Robert Grosseteste (1168-1253), filósofo autor de De Luce, un tratado que anticipa conceptos tan modernos como el Big Bang o la teoría de los universos múltiples, según acaba de poner de manifiesto un estudio publicado en Nature.
Además del Big Bang o la teoría de los universos múltiples, De Luce contiene numerosas ecuaciones matemáticas.
Estas fórmulas han sido desentrañadas por un equipo multidisciplinar de investigadores británicos,  gracias al empleo de modelos computacionales. Resultado de los mismos, ahora sabemos que las bellas ilustraciones incluidas en De Luce no son meros adornos basados en las esferas aristotélicas, sino «gráficos» cuya clave vendría encriptada en las citadas ecuaciones. Aun así, determinados fragmentos del texto se nos antojan suficientemente elocuentes: «El nacimiento del Universo en una explosión y la cristalización de la materia para formar estrellas y planetas en un conjunto de esferas anidadas alrededor de la Tierra», escribió Grosseteste en De Luce.
Convendrán en que, obviando la alusión al «terracentrismo » –el heliocentrismo se expuso dos siglos más tarde–, el lenguaje de este filósofo no parece propio de alguien de su tiempo.
Según los autores, De Luce contiene el primer intento por describir la Tierra y los cielos usando el mismo conjunto de leyes físicas básicas. Además, Grosseteste «sugiere que pueden existir otros universos con otras leyes físicas diferentes»; esto es, la idea del multiverso que todos asumimos como una hipótesis «actual».