jueves, 22 de junio de 2017

Revelan la existencia de ciudades bajo la selva de Camboya

Un escaneo láser de la selva camboyana ha revelado la existencia de ciudades enteras bajo el bosque. Los especialistas consideran que estamos frente al más extenso estudio aéreo arqueológico hecho hasta ahora que proporcionará nuevas pistas sobre el colapso del imperio de Angkor en el siglo XV.Angkor es uno de los sitios arqueológicos más importantes del Asia Sudoriental. Se extiende por unos 400 km2, cubiertos en gran parte por la selva, y encierra los admirables vestigios de las distintas capitales del Imperio Jémer, que estuvo en su apogeo entre los siglos IX y XIV
Ahora, arqueólogos australianos han anunciado el hallazgo de nuevos restos bajo tierra en el parque arqueológico de Angkor (Siem Riep, Camboya), hogar del templo hinduista de Angkor Wat, considerado uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo.
Según publica  la asociación arqueológica Cambodian Archaeological Lidar Initiative, el hallazgo ha sido posible gracias a una nueva tecnología de escaneo láser que  ha permitido la detección bajo el suelo de la selva tropical camboyana de ciudadelas de entre 900 y 1.400 años de antigüedad que podrían competir en tamaño y extensión con Nom Pen, la capital actual del país.
El descubrimiento cubre un área aproximada de 2.000 kilómetros, por lo que es considerado por algunos expertos como el estudio aéreo arqueológico más extenso realizado hasta ahora. Se han localizado ciudades enteras bajo el bosque que nadie sabía que estaban allí.
Los escáneres láser utilizados, 'disparados' desde un helicóptero, obtuvieron imágenes topográficas de alta resolución "extremadamente detalladas y precisas".
El arqueólogo Damian Evans, que lidera la investigación ha identificado, además,  "patrones geométricos misteriosos"que podrían corresponder a jardines antiguos, las imágenes han permitido entender cómo funcionaban los sistemas de agua. Evans subraya que el hallazgo proporcionará nuevas y fascinantes pistas sobre el colapso del Imperio de Angkor (conocido también como Imperio jemer), que floreció en esa zona y que desapareció misteriosamente en el siglo XV.
Evans obtuvo financiación del Consejo Europeo de Investigación (ERC) tras el descubrimiento en 2012 de un complejo paisaje urbano que conectaba los templos medievales de Beng Mealea y Koh Ker con Angkor. El hallazgo confirmó las sospechas de los arqueólogos de la existencia de una ciudad debajo del Monte Phnom Kulen y de otras zonas, que han sido corroboradas por el reciente estudio y "nunca antes habían sido mapeadas con detalle".
La UNESCO ha puesto en marcha un vasto programa de salvaguardia de este sitio simbólico y de su entorno.