jueves, 22 de junio de 2017

Alertan de catastrófico impacto de un astroide en la Tierra


Un destacado astrofísico alerta de que el próximo impacto de un asteroide sobre el planeta Tierra es simplemente ‘cuestión de tiempo’.
“Los astrónomos encuentran nuevos asteroides próximos a la Tierra (objetos que pasan por las cercanías del planeta) cada día, y la mayoría son inofensivos”, dijo el martes Alan Fitzsimmons, astrofísico de la Queen’s University, en Belfast (Reino Unido), en un comunicado de prensa recogido por el diario británico Daily Mail.
“Pero es posible que el próximo evento Tunguska nos pille por sorpresa. Y, aunque estemos mejor preparados para encontrar grandes cuerpos, esto no servirá de mucho si no estamos listos para hacer algo al respecto”, advirtió.
Fitzsimmons, que recibirá el apoyo del científico y divulgador Brian Cox y de los astronautas Rusty Schweickart y Nicole Stott, entre otros, subrayará el peligro latente al que está expuesto el planeta, el próximo Día del Asteroide, que se celebrará el 30 de junio.
La fecha conmemora la explosión de Tunguska, el evento en el que un asteroide o un pequeño cometa estalló en el aire en el año 1908, devastando una amplia zona del bosque siberiano y generando una potente explosión que pudo sentirse en amplias zonas del planeta.
De hecho, Fitzsimmons ha alertado de que el mismo impacto en la actualidad y en otra región podría destruir una ciudad entera.
“Es importante tener en cuenta que los científicos y los ingenieros han hecho importantes avances en detectar y entender mejor los asteroides próximos a la Tierra”, dijo el astrofísico. De hecho, hasta el momento se han descubierto 1800 cuerpos potencialmente peligrosos, pero muchos más aun tienen que ser descubiertos”, agregó.
Fitzsimmons y los otros expertos protagonizarán un debate que podrá seguirse en directo el 30 de junio y en él contestarán a las preguntas que se les formulen a través de las redes sociales.
Fitzsimmons es miembro del proyecto NEOshield-2, financiado por el Consejo Europeo de Investigación, para estudiar cómo desviar asteroides peligrosos. La Queen’s University también forma parte del programa Pan-STARRS, que es uno de los más exitosos en la “caza” de asteroides en la actualidad.