jueves, 22 de junio de 2017

A 70 años de Roswell, el impactante relato de un testigo sobre el eterno misterio

 En julio de 1947 la desconocida y tranquila localidad de Roswell, en Nuevo México, saltó a la fama al relacionarse con el hecho más popular de la ufología mundial. Ahora, Charles Fogus, el ayudante del sheriff del pueblo, reveló sucesos que contradicen la versión oficial gubernamental del episodio. Qué dijo
Hace 70 años, la localidad de Roswell -ubicada en el condado de Chaves del estado de Nuevo México (EEUU)- comenzó a adquirir una fama hasta entonces inusitada. Hace 70 años, la ciudad se convertiría en el epicentro de un eterno debate, en un cruce constante de idas y venidas, de autenticidades e hipocresías. Hace 70 años, nació "El caso Roswell", el popular acontecimiento (¿ficticio?) más trascendente de la historia de la ufología mundial.
El afamado incidente sucedió el 10 de julio de 1947, cuando en la, para muchos, ignota ciudad, se informó que se había estrellado un platillo volador. Esto causó una consecuente conmoción que sobrepasó las fronteras del tranquilo poblado y trajo numerosas discusiones, teorías y especulaciones sobre la existencia de vida extraterrestre, algo que muchos consideran totalmente infundado.

La leyenda habla incluso de ovnis y habitantes del espacio ocultos en el área 51 tras el enigmático accidente. En definitiva , un cúmulo de relatos que surgieron que contrastaron con la versión oficial de las autoridades norteamericanas: para la Fuerza Aérea de EEUU, el mito se originó tras la caída de un globo meteorológico del ejército. Una respuesta que se dio dentro de un contexto de gran secretismo como el de la Guerra Fría.
La "fiebre ovni" data de largo tiempo. Mucho tuvo que ver la puesta en escena radial de La Guerra de los Mundos (H.G. Wells) de Orson Welles en 1938, que produjo una histeria social tal que derivó en suicidios en masa. También, aquella supuesta flota de ovnis que sobrevoló la Casa Blanca en 1952. Y por supuesto, el incidente en Roswell, que cierra una trilogía que evidencia el impacto del tema en la sociedad.
Archivos desclasificados, diapositivas inéditas, informaciones filtradas. Más cercano en el tiempo, una suntuosa cantidad de fotos y videos. Los registros proceden desde antiguas épocas. El último, es el testimonio de Charles Fogus, el ayudante del sheriff del pueblo, recogido el por periódico británico The Mirror. Este ex oficial contó todo lo que observó ese día y en las jornadas posteriores. Declaraciones que rechazan por completo la versión gubernamental. Y que alimentan la incertidumbre.
El testigo señaló que habían más de 300 soldados cuando llegó al lugar en compañía del sheriff Jess Slaughter, pero no se advertía rastro alguno de un globo meteorológico, sino de algo distinto. Según expresó, los militares "estaban arrastrando una criatura grande", sacando un objeto de alrededor de 30 metros de ancho de la escena, en medio de una operación para llevarse todo vestigio de la caída del ovni. En este contexto, dijo que también pudo dilucidar la presencia de cuerpos extraños.
"Los cuerpos deben haber tenido unos 1,5 metros de altura. Yo vi las piernas y los pies de algunos de ellos. Se parecían a nuestros pies", detalló. Además comentó que su piel era casi marrón, "como si hubieran estado demasiado tiempo bajo el sol". Las citas corresponden a una entrevista concedida a Deanna Short, una investigadora privada de Los Ángeles, durante los finales de la década de los 90. La información salió a la luz como parte de un fragmento de un libro ("Los ovnis hoy: 70 años de mentiras, desinformación y encubrimiento gubernamental") elaborado a colación del nuevo aniversario.
Ya son siete décadas de misterio. Para los amantes de lo paranormal se trata de un suceso irrefutable que comprobó la existencia de los extraterrestres. No tienen dudas y esgrimen que desde la Casa Blanca intentan esconderlo. No obstante para ellos, el fenómeno nunca se esclareció y -parece- jamás dejará de estar rodeado de controversia.