martes, 22 de noviembre de 2016

ARGENTINA:“Aquellos que me veían como un loco hoy me dicen maestro”

Con 87 años, Fabio Zerpa parece haber vivido varias vidas en una. Es profesor de Historia, fue actor, empleado bancario, pionero en investigación de fenómenos paranormales, conductor de radio y televisión. Anticipó que el hombre vivirá en comunidades pequeñas.
Fabio Zerpa tiene razón/ Hay marcianos entre la gente/ No sé qué quieren ni de dónde son/ Ni qué hacen aquí en la Tierra”, dice un fragmento de una vieja y pegadiza canción de Andrés Calamaro, en la que “El Salmón” homenajea al singular personaje público que hoy enfrenta el cuestionario de “Fuera de contexto”.
Aquellos que no conozcan a este hombre uruguayo de 87 años deben saber que es un pionero en hablar e investigar sobre el fenómeno de los objetos voladores no identificados (OVNI) en Argentina.
En las décadas del 60 y 70 vivió sus años de esplendor. Cuenta ya con 50 años de investigación, en 18 países de América, Europa y África, en los cuales vivió, dio charlas, talleres, seminarios y consultas personales. Reportó más de 3.000 avistamientos y contactos con platillos voladores.
Fue actor y también condujo programas radiales, televisivos, editó libros y dirigió revistas. Con semejante bagaje de vivencias y caminos recorridos, bien vale la pena prestarle atención a sus reflexivas respuestas.
¿Está conforme con el Gobierno de Mauricio Macri?
Pienso que hay que saber esperar, el argentino es muy impaciente. Hay que recordar cuando en 2001 se pedía aquello de “que se vayan todos”, eso finalmente ocurrió el 10 de diciembre último con el voto popular.
Ahora vino la generación de los “niños de la nueva era” o “índigos”, quienes nacieron entre 1960 y 1970. Son políticos de entre 40 y 50 años que están reformando la política. Se pueden equivocar pero llegan con otra formación.
¿Qué recuerdos le quedan de Néstor y Cristina Kirchner?
Preferiría no opinar. Me parece que fue una época espantosa para el país, sobre todo en lo relacionado a la corrupción. La Justicia y Dios serán los que juzguen lo hecho por ese matrimonio.
¿Qué piensa de Donald Trump?
Va a ganar Hillary Clinton. Así como vaticiné que Macri ganaría las presidenciales del año pasado, hoy digo que ella saldrá victoriosa. No obstante, me preocupa que Trump tenga tanto caudal electoral, no por él en sí, sino porque eso refleja que hay un alto número de votantes que concuerden con sus ideas.
Eso es alarmante. Quiero recordar también que anuncié hace muchos años que Estados Unidos tendría un presidente de raza negra. En realidad me quedé corto porque Obama también tiene ascendencia árabe.
¿Qué nos depara el futuro cercano?
Lo expresé hace más de 20 años en el teatro Vera de Corrientes y en otros puntos del país. Se viene una nueva era, el inexorable cambio que genera el movimiento del cosmos en nuestro planeta. Desde 1992 la Tierra comenzó a incursionar en la constelación de Acuario. Los profetas de todas las religiones anunciaron que vamos a vivir la era de oro y vienen 2160 años en los que ya no habrá tanta oscuridad, ni fundamentalismos.
¿Le interesa la figura del papa Francisco?
Arriban tiempos de cambios y eso lo sabe el Vaticano. Por eso no es casual que hayan elegido un Papa sudamericano. Él es jesuita, una persona humilde y de gran sabiduría. El único punto del planeta donde se lo cuestiona es en Argentina.
¿Juzga positivo al impacto de las redes sociales en la comunidad?
Es la comunicación de todos con todos. Se entiende dentro de un contexto de comunidad global. Los nuevos paradigmas de la ciencia cambiaron, sobre todo la física cuántica. Eso refleja una gran similitud con la visión de los pueblos antiguos. El hombre dejará las grandes urbes y vivirá en comunidades. No habrá ciudades con más de 40 mil habitantes.
¿Cómo ve a los jóvenes de hoy en día?
Hay juventud positiva y negativa como siempre existió. Los insto, en los seminarios que dicto, a que sean protagonistas de los nuevos tiempos. En la actualidad se busca el poder político, social, religioso y económico pero no se tiene en cuenta que el único poder que verdaderamente importa es el de la seguridad espiritual. Hay que dejar de pensar en consumir, en tener, en dominar y vamos a vivir el amor y el dar a los demás. Comprender, dialogar y escuchar deben ser prácticas de todos los días.
¿Mira televisión?
Poquito, no es la televisión maravillosa de los años 60 y 70. Me gustan los programas políticos, destaco la coherencia de periodistas como Nelson Castro, por ejemplo.
¿No le gusta el estilo de Marcelo Tinelli?
(Profundo silencio)… Creo que al quedarme callado ya doy a entender lo que opino acerca de ese conductor.
¿A qué dedica su tiempo libre?
A conocerme a mí y a los demás. Voy a cumplir 88 años el 4 de diciembre. Este año hice 19 seminarios y armé mi itinerario de 2017 con una programación de 17 ponencias similares.
Estoy también en los aprontes de un documental que se llamará “Fabio Zerpa, el viajero del tiempo” y además presentaré un nuevo libro.
¿Qué piensa del matrimonio gay?
Lo dije hace más de dos décadas en mi libro: “Un gran misterio cósmico: el amor”. Allí traté el tema de la homosexualidad y en aquel entonces las editoriales no querían publicar textos con esos tópicos. La naturaleza está llena de homosexualidad y se deben reconocer los derechos de las parejas del mismo sexo.
En este siglo vamos a pensar mucho en el otro, dejando de lado los prejuicios y el egoísmo.
Tenemos que respetarnos entre todos porque la peor cárcel del hombre es el miedo.
¿En qué momento de su vida decidió comenzar su carrera como investigador?
Desde niño me sentí motivado por la investigación, siempre quería saber los porqué de todo en el mundo. No obstante, a los 21 años dejé mi puesto de empleado bancario en Uruguay y la comodidad de mi familia aristocrática para cruzarme a Buenos Aires y vivir en una pensión para tener una vida cercana a lo cultural.
Me lancé a esa aventura en compañía de otros dos uruguayos que serían luego mis grandes amigos y compañeros de pensión.
Ellos eran Juan Carlos Mareco (destacado conductor televisivo) y Julio Sosa (histórico cantante de tangos). A partir de los 25 me inicié en el campo de la investigación de OVNI y también sobre el mundo y las vidas anteriores. Eso sin dudas es algo que siempre me apasionó y aún sigo en esta constante búsqueda de nuevos conocimientos.
Fui de los primeros en desarrollar una especialidad en Parapsicología y difundirla a nivel masivo, lo mismo con la Metafísica.
¿Quién fue o es su máximo referente?
Mahatma Gandhi, Teresa de Calcuta, Martin Luther King, mi amigo Benjamín Solari Parravicini, Carlos Castaneda, Gabriel García Márquez y Salvador Dalí. Tengo además muchos referentes argentinos en la Medicina y otras áreas muy interesantes.
¿Cómo quiere que lo recuerden?
Como un simple ser humano llamado Fabio Zerpa, nada más que eso.

“Piensan que tengo alma de rockero”

¿Le gustó la canción que le hizo Andrés Calamaro?
Sí, fue un homenaje muy lindo. Debo reconocer que no soy de escuchar mucho rock, yo soy un tanguero de alma pero me pareció algo divino.
En otras ocasiones me dijeron que piensan que tengo alma de rockero porque soy transgresor.
En ese sentido debo señalar que a mis 82 años fui convocado por el tecladista de Rata Blanca, Hugo Bistolfi, para hacer una opera rock llamada: “Viaje al cosmos”. Fue una gran experiencia, como tantas otras que tuve.
¿Entonces está más que conforme con su vida y carrera?
Sí, muy feliz. Hice de todo, también fui periodista. A los 21 años funde la revista “Platea”, sobre teatro, luego la mítica publicación “Cuarta Dimensión”, la cual cambió el paradigma del tratamiento mediático sobre diversos temas pocos tratados hasta ese entonces.
¿Le ofrecieron incursionar en política alguna vez?
Sí en varias oportunidades, pero no acepté porque tengo otra misión en la vida. Mi trabajo es hacer política verdadera, no sólo para tener poder social o económico.
¿Cumplió sus sueños?
Inicié una gran aventura siendo un botija de 21 años y me vine a Buenos Aires a morirme de hambre para estar cerca de todo ese torrente cultural.
Otros anhelaban tener dinero o poder, yo quería acceder a ese proceso cultural de cambio constante que tiene el hombre.
Desde 1944 en adelante vivimos momentos bisagras en la humanidad. Me animo a decir que el gran tren de la espiritualidad está pasando y debemos abordarlo.
Es inexorable formar parte de esa transformación que se da no sólo en Sudamérica, sino en todo el planeta. Lo repito: se aproxima el fin del fundamentalismo, el mundo será: “Todos con todos y todos somos uno”.

Biodata

Fabio Zerpa nació el 4 de diciembre de 1928 en Rosario, Uruguay. Se radicó en Argentina en 1951. Es profesor de Historia. Además estudió Antropología, Psicología, Parapsicología, Sociología y terapéutica de vidas anteriores.
Es ovnílogo, con más de 50 años de investigación en esa materia. Perteneció a comisiones de investigación militar en Argentina, Brasil, México, España y Francia.
Creó y dicta su disciplina “Sabiduría del ser”, una metafísica práctica a utilizar en la vida cotidiana.
Es miembro de distintas entidades mundiales de Ovnilogía, Parapsicología, Estudios Antropológicos y Esotéricos. También preside la Fundación Disciplinas de Apertura.
Editor y director de la revista “Cuarta dimensión”, durante 18 años. Luego realizó “Fabio Zerpa presenta” y “El punto azul”, en la década de 1990. Actualmente tiene la revista digital mensual “El quinto hombre” en el portal www.fabiozerpa.com.ar.
Es autor de 23 libros, muchos de ellos best sellers. También fue actor, conductor radial y empleado bancario.
Realizó 36 documentales teatrales sobre la vida extraterrestre, Parapsicología, Neoantropología y sus implicancias culturales. Los mismos fueron exhibidos en giras personales en 18 países de habla hispana y en Inglaterra.
En el año 2009, en coautoría con el escritor argentino Marcelo Daniel Gil, publica por primera vez su autobiografía “Fabio Zerpa tiene razón” que fue presentada en la Feria del Libro de la Ciudad de Buenos Aires. Recibió múltiples reconocimientos a sus trabajos y carrera.