viernes, 6 de mayo de 2016

EE.UU planeó detonar una bomba atómica en la Luna en 1958



La Fuerza Aérea de los Estados Unidos desarrolló en 1958 un plan altamente secreto para hacer detonar una bomba nuclear sobre la superficie lunar.
Estados Unidos planeó la detonación de una bomba atómica en la superfie lunar en 1958. El proyecto bajo el nombre clave de A119 «Estudio sobre los vuelos científicos a la Luna» estuvo liderado por el doctor Leonard Reiffel desde una fundación financiada por el ejército en la que se integró el célebre científico Carl Sagan, como responsable de los efectos teóricos de una explosión nuclear en niveles de gravedad bajos. Los documentos desclasificados están disponibles en la web The Black Vault que incluye cerca de 130.000 páginas de documentos desclasificados del Proyecto Libro Azul, la investigación del gobierno estadounidense acerca de los ovnis de 1940 hasta la década de 1960.Los documentos han permanecido ocultos al público casi cuarenta y cinco años. Y a pesar de la revelación de los archivos a comienzos de la década de los 2000, el gobierno de los Estados Unidos nunca ha reconocido oficialmente su participación en la investigación.
El programa A119 tenía como objetivo  hacer detonar una bomba de una potencia similar a la que fue lanzada sobre la ciudad japonesa de Hiroshima en el año 1945, sobre el limbo lunar, cuando nuestro satélite presentara la fase de plenilunio, así de esta forma el hongo nuclear estaría iluminado por el Sol y su visión sería aún más terrorífica. De este modo, los Estados Unidos mostrarían su superioridad en relación a la Unión Soviética y el resto del mundo durante la Guerra Fría.
El proyecto, sin embargo, no se llevó a cabo por que, con toda probabilidad, la llegada del hombre a la Luna iba a conseguir una mejor acogida por parte de la población estadounidense.
El físico Leonard Reiffel confirmó la existencia del proyecto, en una entrevista con CNN en el año 2000. Dejé claro desde el principio que esa cosa estúpida significaría un costo enorme para la ciencia, causando la destrucción del medio ambiente lunar, pero la Fuerza Aérea sólo estaba interesada en saber si una explosión nuclear tendría efecto sobre la Tierra y sería visible a simple vista. Pero, sin duda, el proyecto era técnicamente factible-  dijo Reiffel.
El proyecto A119 fue cancelado oficialmente en enero de 1959 y los seguidores de la teoría de la conspiración siempre pensaron que el objeto del proyecto fue destruir pruebas de una civilización extraterrestre en nuestro satélite.