viernes, 29 de abril de 2016

Cinco misterios que suceden en Chernóbil

Hemos reunido estremecedores testimonios, vídeos y fotografías de Pripyat, la ciudad fantasma que albergaba a los trabajadores de la central nuclear de Chernóbil.

Un poco de historia

La madrugada del 26 de abril de 1986 se producía una explosión en el reactor número cuatro de la central de Chernóbil, en Pripyat (Ucrania). Un fallo en un simulacro de seguridad se convirtió en la mayor catástrofe nuclear de la historia. El secretísimo de la extinta Unión Soviética retrasó la noticia hasta que fue imposible contenerla y el mundo se estremeció cuando empezaron a conocerse mediciones anormalmente altas de contaminación radiactiva en lugares tan alejados de Ucrania como Suecia o España.
Las cifras oficiales sólo reconocen 31 víctimas mortales, pero la realidad es muy distinta. Tras el accidente, el área contaminada alcanzó, sólo en la Unión Soviética, más de 130.000 kilómetros cuadrados y cerca de 4,9 millones de personas fueron evacuados en un radio de 30Km a la redonda y reubicadas en diferentes zonas.
Aunque nunca fueron contabilizadas ni reconocidas como víctimas del accidente, cerca de 600.000 personas trabajaron (algunos sólo minutos) en la extinción del fuego o sellar el sarcófago de la central. La mayoría de estos “liquidadores” –así fue como les llamaron- han muerto de cáncer o de enfermedades relacionadas por la exposición a la radiactividad. El “olvido” de los liquidadores  y su total abandono es una de las mayores injusticias de la historia reciente.
Aunque resulte sorprendente, aún hoy viven cerca de 5 millones de personas en regiones contaminadas y lo que cuentan que ven y oyen en Pripyat es estremecedor ¿dispuesto a conocerlo?