lunes, 22 de febrero de 2016

PROFECÍAS INMINENTES


Sorprende que tradiciones proféticas tan dispares en cuanto a espacio geográfico y época coincidan respecto a los sucesos y circunstancias más trascendentes a los que se tendrá que enfrentar la humanidad en las próximas décadas. A continuación, mostramos cuáles son esos pronósticos y algunos otros que ya se han cumplido, a pesar de que dichas predicciones se escribieron miles de años atrás. Por Javier Arriés
Muchos nos quedamos petrificados ante el televisor el 13 de noviembre de 2015, cuando contemplamos impotentes los devastadores efectos del atentado terrorista que sacudió la capital de Francia: 137 muertos y 415 heridos pertenecientes a 24 nacionalidades, precisamente en unas fechas en las que Occidente se preparaba para sumergirse en los fastos de los días previos a la celebración de la Navidad.
Expertos en geopolítica se preguntan si estamos a las puertas de una conflagración mundial, y es inevitable que otros recuerden que un conflicto generalizado en todo el globo ha sido anunciado por profetas de tradiciones tan diversas como la musulmana, la cristiana y la hebrea, pero también por la budista, la hindú, la germánica, la mazdeísta o las de culturas tan alejadas de éstas como las amerindias. El propio papa Francisco se refería a una guerra mundial tras los atentados del viernes 13: «Hoy, tras el segundo fracaso de una guerra mundial, quizás se puede hablar de una tercera combatida por partes, con crímenes, masacres y destrucciones». Guerra mundial… Inevitable es recordar los atentados perpetrados en el metro londinense el 7 de julio de 2015, los del 11 de marzo de 2004 en la madrileña estación de Atocha o los del 11 de septiembre de 2001 en EE UU; sin olvidar los de Túnez, Mali y otros tantos dispersos por todo el globo. Cada vez son más potencias las implicadas en este complejo marco de enrevesados intereses políticos. La chispa definitiva puede estallar incluso entre países que aparentemente son aliados. El avión de combate ruso derribado por cazas turcos el 24 de noviembre de 2015, puede ser el detonante de una escalada de represalias entre ambos países que arrastre a los defensores de uno y de otro.

LA TERCERA GRAN GUERRA
¿Estamos a las puertas del conflicto global que anuncian las profecías para el tercer milenio? Para muchos analistas, las palabras del papa Francisco son exageradas, pero lo cierto es que el 6 de agosto de 2015 el expresidente de Irán, el ayatolá Akbar Hashemí Rafsanyaní, en la actualidad máximo responsable del Consejo de Discernimiento del Interés del Estado, se sumó a esta oleada de opiniones apocalípticas al asegurar que el comienzo de una Tercera Guerra Mundial provocada por el ascenso del terrorismo es inminente. Y no es el único. Kim Howells, expresidente de la Comisión Parlamentaria británica para la Seguridad e Inteligencia, afirmó que la actual guerra contra el terrorismo «podría ser un conflicto igual que los previos grandes combates que definen una guerra mundial».
A tal situación se unen la crisis económica y social, la de los refugiados que huyen de la guerra civil siria y de otros lugares en conflicto, los rumores sobre un nuevo orden mundial apoyado por grupos de poder que actúan en la sombra dirigiéndonos lentamente hacia una dictadura soterrada y controladora y, como ingrediente final, amenazas tan reales como las tormentas magnéticas, el cambio climático o el impacto de algún cuerpo celeste.
Con este panorama a nadie debe extrañar que muchos se sumerjan en la lectura de esas profecías pertenecientes a diferentes tradiciones y religiones, que sorprendentemente presentan inquietantes similitudes entre sí. Para los seguidores de la llamada Escuela Tradicionalista del filósofo y esoterista René Guénon, todas son adaptaciones de una Tradición Única o Tradición Primordial. De ahí que, pese a las diferencias, concuerden en lo fundamental. Precisamente, una de las doctrinas en la que coinciden es la relativa a los Ciclos Cósmicos.