sábado, 27 de febrero de 2016

El universo puede morir 10 veces antes de lo previsto

La teoría del Gran Desgarramiento, que se basa en la constante expansión del cosmos, afirma que la fuerza de gravitación no será suficiente para mantener juntos a los diferentes elementos del cosmos.
La hipótesis del fin del universo, producida por la teoría del Gran Desgarramiento, puede ocurrir mucho antes de lo previsto, según estimaciones de científicos portugueses tras un estudio reciente. 
Una de las posibilidades se relaciona con la acelerada expansión del universo. La teoría del Gran Desgarramiento se basa en el constante crecimiento del cosmos, cuya velocidad está en permanente aumento.
Al parecer, en un momento dado, el universo se expandirá hasta el punto en que la fuerza de gravitación no será suficiente para mantener juntos a los diferentes elementos del cosmos. 
En consecuencia, el universo se convertirá en un gran espacio lleno de partículas aisladas, incapaces de interactuar.  
Según el estudio, esta acelerada expansión se debe a una energía oscura, que podría constituir el 70 por ciento del contenido actual del universo.
Su posible aumento es precisamente lo que llevaría al Gran Desgarramiento, que provocará una brecha en el espacio-tiempo.
Sobre la base de una investigación realizada el año pasado por la Universidad Vanderbilt de Estados Unidos reveló que este fenómeno sucedería dentro de 22 mil millones de años.
Aún así, ahora los científicos de la Universidad de Lisboa (Portugal), al estudiar los datos de la última expansión del universo, así como las explosiones de supernovas y las oscilaciones acústicas de bariones, llegaron a la conclusión de que este seudo final puede suceder antes, dentro de unos 2 mil 800 millones de años, si el universo no desaparece antes por otra razón desconocida.