sábado, 30 de enero de 2016

Tercer cohete en la historia que logra aterrizar intacto


La compañía espacial Blue Origin, ha repetido hazaña logrando aterrizar, por segunda vez, un cohete tras su lanzamiento. Con este logro, se confirma la posibilidad de reutilizar una nave para misiones espaciales.
Sin previo aviso, Blue Origin lanzó el viernes un satélite a la órbita terrestre y aprovechó para intentar de nuevo un aterrizaje de su cohete, llamado New Shepard. Esta misma nave ya logró regresar a su punto de partida el pasado mes de noviembre, tras superar los 100 kilómetros de altura.
En este caso, el video facilitado por la empresa demuestra como New Shepard va desacelerando en su trayectoria, con la ayuda de un paracaídas, hasta alcanzar los 5 kilómetros por hora y posarse sobre la pista de lanzamiento que había abandonado hacía unos minutos.
La hazaña lo convierte en el tercer cohete en la historia en ser lanzado al espacio y haber aterrizado verticalmente en sin daño alguno y se suma a los esfuerzos de otras compañías aeroespaciales, como SpaceX, por desarrollar vehículos de lanzamiento reutilizables que permitan en un futuro realizar viajes tripulados de ida y regreso al espacio.