lunes, 12 de octubre de 2015

Pueblos del mundo llevarán su mensaje a COP 21 en Francia


El Gobierno boliviano impulsa la iniciativa mientras sostiene que el capitalismo es el cáncer de la madre tierra. 
Movimientos sociales de varios países anunciaron que se movilizarán a finales del mes de noviembre para participar en la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21), a celebrarse en París, Francia,  del 30 de noviembre al 11 de diciembre.
La decisión ha sido tomada durante el desarrollo de la II Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático, que concluye este lunes en Bolivia, donde se plantea la necesidad de ejercer presión sobre los gobiernos a fin de generar soluciones inmediatas en este preocupante tema.
En contexto: Del 10 al 12 de octubre de 2015, el departamento de Cochabamba, en Bolivia, acoge la II Cumbre Mundial sobre Cambio Climático con la participación de 54 naciones de todo el planeta.
 Durante tres jornadas, cerca de cinco mil delegados debaten en 12 mesas de trabajos diferentes temas con el fin de aportar soluciones para combatir las amenazas de fenómenos naturales provocados también por el calentamiento global.
Como parte de las propuestas que elevarán las organizaciones sociales en la nación gala, destaca el rechazo a las políticas internacionales que dan prioridad a los intereses económicos por encima de los fenómenos naturales que amenazan y afectan a la humanidad.
En el marco de la actividad medioambiental, el Gobierno boliviano ha instado a los pueblos del mundo a no quedarse de brazos cruzados y a unir esfuerzos para salvar al planeta.
"Los gobiernos que vamos a acudir a Francia debemos decidir si llevar el mensaje del imperio o el mensaje de los pueblos, llevar el mensaje de las transnacionales o de los movimientos del mundo", enfatizó el Presidente de la nación altiplana, Evo Morales.

Mandatarios de A. Latina reiteran que el cambio climático es consecuencia del capitalismo


 Líderes latinoamericanos participaron este lunes en el cierre de la cumbre climática en Bolivia, que realizó propuestas para la COP 21 en París.
La II Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático concluye este lunes en Bolivia con la presencia del presidente anfitrión, Evo Morales, y sus homólogos de Venezuela, Nicolás Maduro, y Ecuador, Rafael Correa. 
En sus intervenciones, los mandatarios latinoamericanos resaltaron que el cambio climático es consecuencia del capitalismo, por lo que llamaron a las grandes potencias a asumir su responsabilidad. Asimismo, recalcaron que se deben llevar propuestas concretas a la COP 21 en París para lograr la justicia ambiental.
En su intervención, el jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, reiteró su llamado a “garantizar que la Cumbre de París sea una cumbre de los pueblos organizados” y los movimientos sociales.
Recordó que hace 523 años comenzó la historia de saqueo y holocausto más grande que haya vivido la humanidad. Debemos seguir unidos para más nunca permitir que arremetan contra nuestro pueblo, contra nuestra generación”, expresó. 
Destacó el liderazgo del líder revolucionario Fidel Castro en la región y la unificación de los pueblos al tiempo que invitó a los Gobiernos de la región a unificar esfuerzos para votar este 27 de octubre durante la resolución número 21 del Sistema de Naciones Unidas contra del bloqueo a Cuba. 
Países capitalistas deben pagar deuda ecológica
El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, se refirió a la necesidad de luchar por un tribunal internacional “para cuantificar y ayudar a pagar la deuda ecológica que tienen los países más ricos, pero sobre todo evitar que esa deuda siga creciendo”.
Aseveró que “el capitalismo mercantil no puede resolver los problemas ambientales”. Explicó que tras el consumo de energía, un habitante de los países más ricos emite 38 veces más emisiones de CO2 que un habitante pobre. “Las emisiones de CO2 las emisiones se han duplicado seis veces, pese al adelanto técnico”, explicó.
Criticó que “no hay cárcel si una transnacional destruye nuestra naturaleza”, por lo que reveló que esto “se trata de un problema político y para resolver ese problema (EE.UU.) necesita firmar Kioto”.
“Imagínense que los grandes contaminadores fuésemos Ecuador, Venezuela, Bolivia y EE.UU. tuviera la Amazonía (...) hace rato nos hubiesen invadido”, reflexionó el mandatario ecuatoriano.
Nueva comuna de la humanidad y Corte Ambiental
El alcalde de Bogotá (capital colombiana), Gustavo Petro, propuso "convocar una nueva comuna de la humanidad y en defensa de la vida". En este sentido indicó "en París puede haber una nueva oportunidad de una nueva comuna por el país".
Por su parte, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, aseveró que los países desarrollados “deben pagar la deuda ecológica” para beneficiar un nuevo acuerdo climático en París.
“No aceptaremos en París un nuevo acuerdo climático que quite las responsabilidades a los países ricos”, indicó el canciller, quien reiteró la importancia de permitir una Corte Ambiental, “una corte democrática que defienda los derechos de la madre tierra”.
Durante dos días, el municipio de Tiquipaya, en Cochabamba, reunió a representantes y expertos en cambio climático, quienes participaron en 12 mesas de trabajo para discutir las consecuencias del Capitalismo en la Madre Tierra, a instar la lucha contra los efectos del cambio climático y a la defensa de la cultura de los pueblos. 
En contexto 
En el marco de la II Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y Defensa de la Vida, la cual contó con la participación del secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, reunió a más de 4.800 delegados de 54 países, desde el 10 al 12 de octubre, en la que debatieron propuestas para salvaguardar el planeta Tierra.
Las propuestas debatidas en Cochabamba, Bolivia serán llevadas al seno del  XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático de París, Francia que se llevará a cabo en diciembre próximo.
Bolivia como país anfitrión ha instado a los países del mundo a adoptar un nuevo modelo sin consumismo ni capitalismo -sistemas que han provocado daños colaterales en el ecosistema- además, ha centrado su propuesta en penalizar el geocidio con la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática, la cual será presentada en París.