miércoles, 14 de octubre de 2015

Presidente panameño indemnizó a pueblos originarios


Se trata de las comunidades kuna, de Madungandí, y de las emberá, de Ipéti y Piriatí. El Estado se hizo cargo de un desalojo de pueblos originarios, de 1972, en la zona de Alto Bayano, donde fue construida una represa hidroeléctrica.
El presidente panameño, Juan Carlos Varela, indemnizó y pidió disculpas a comunidades de la etnia kuna de Madungandí y de la emberá en Ipetí y Piriatí, al este de la provincia de Panamá, debido a "malas decisiones del Estado" en materia territorial.      

La declaración de Varela se produjo durante una visita a áreas indígenas en el distrito de Chepo, luego de que en octubre de 2014 la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) condenó al Estado panameño a pagar 2,5 millones de dólares por violar el derecho a la propiedad colectiva de los indígenas.      

En 1972, el Estado desalojó a comunidades de pueblos originarios donde fue construida la represa hidroeléctrica en la zona del Alto Bayano. Algunas familias recibieron compensación económica de parte del gobierno, pero todas mantuvieron sus reclamos.      

Una denuncia de ese hecho llegó a la Corte Interamericana en febrero de 2013, en coincidencia con reclamos territoriales de los habitantes en áreas cercanas.El organismo de justicia regional falló a favor de los indígenas.      

Tras ventilar el tema del cumplimiento del fallo, el mandatario entregó ayer unos dos millones de dólares a favor de los pueblos kunas de Madungandí y unos 500 mil dólares a las comunidades emberá en Ipetí y Piriatí.     

Varela y su comitiva se reunieron a puertas cerradas con el cacique de la comarca de Madungandí, Fidel Díaz, y con el cacique general del Congreso Emberá de Alto Bayano, Jeremías Cansarí, antes de realizar juntos un recorrido por las comunidades.