sábado, 3 de octubre de 2015

Peores desastres medio ambientales del mundo

“La faz más oscura del desarrollo son los desastres medioambientales causados por la negligencia, el descuido y/o la falta de previsión de los seres humanos. Y entre las víctimas no solo se encuentran las propias personas, sino también los animales, las plantas y nuestro viejo y vapuleado planeta.”
La historia está poblada de hechos que han tenido repercusiones muy importantes a nivel medio ambiental. Estos son algunos de los peores desastres ocurridos en los últimos años y que de haberse tomado las medidas adecuadas a nivel de seguridad y prevención, sin duda hubieran podido ser evitados.

Chernóbil

El accidente ocurrido en la central Vladímir I. Lenin (situada a unos 18 km de Chernóbil, actualmente Ucrania) está considerado junto al de Fukushima I causado por el terremoto de 2011 en Japón, como los más graves en la INES (Escala Intl. de Accidentes Nucleares). El 26 de abril del año 1986 se produjo una grave explosión en el reactor Nº 4 de la central, con una potencia que se estimó superaba en 500 veces la de la bomba atómica detonada en Hiroshima, expulsando diversos materiales radiactivos y tóxicos a la atmósfera. Los daños sufridos por las personas (miles de muertos, desaparecidos, damnificados y afectados hasta varias generaciones siguientes) fueron enormes, así como la destrucción medioambiental y la contaminación, que persiste hasta el día de hoy.

Contaminación en el delta del Níger

El delta del río Níger, que vierte sus aguas al océano Atlántico en Nigeria, es mayor de los humedales africanos. En él se concentra una enorme biodiversidad (de las más amplias y ricas del planeta) y es fuente de vida para quienes aprovechan sus aguas para el cultivo y la pesca. Por desidia del ser humano se han producido ya varios derrames de petróleo y las presas, construidas sin haber hecho estudios de impacto ambiental, hacen peligrar el entorno, su flora, su fauna y el sustento de quienes moran en su vecindad.

Derrame de crudo en el golfo de México

La Deepwater Horizon era una plataforma petrolífera situada en el Golfo de México a aproximadamente 75 km de la costa de los EEUU (estado de Lousiana), perteneciente a Transocean y arrendada por la compañía British Petroleum (BP), que el 22 de abril de 2010 explotó y se hundió, provocando el mayor derrame de petróleo de la historia de la humanidad (casi 800.000 toneladas de crudo). Fallecieron 11 personas y se cree que aún hay petróleo sumergido en los fondos marinos contaminado el Golfo.

Destrucción del Amazonas

El rio Amazonas, situado en el corazón de Sudamérica, está considerado como el "pulmón del planeta" y es uno de los mayores “puntos calientes de biodiversidad” (lugares muy amenazados y con especies endémicas y en peligro). En las últimas décadas, el 20% de la selva amazónica ha desaparecido víctima de la tala indiscriminada y la desforestación para practicar la ganadería y la agricultura intensivas. Es imposible estimar la cuantía del daño ecológico, ni de las cantidades de Dióxido de Carbono liberadas.

El lago Victoria

En la actualidad, el lago Victoria, el más grande de África, es el centro de lo que podría denominarse “una tormenta perfecta” de los más diversos impactos ambientales: plaga de especies marinas invasoras, contaminación (química, de residuos, etc.), sobrepesca, eutrofización de sus aguas (crecimiento excesivo de vegetales que desoxigenan el agua) y reducción de su caudal a causa del calentamiento global y el cambio climático. Además del desastre ecológico causado, más de cuarenta millones de habitantes pertenecientes a Tanzania, Uganda y Kenia dependen de la salud este lago para sobrevivir.

Incendios de los pozos en Kuwait

Durante la guerra del Golfo, en Kuwait, un pequeño país que se disputaban Irak y EEUU por sus enormes reservas de petróleo, los iraquíes decidieron quemar los pozos de petróleo (más de 700) antes de retirarse definitivamente del terreno de combate. El incendio duró casi un año y las pérdidas y daños ambientales son incalculables.

Isla de plástico

En las aguas del Océano Pacífico y frente al archipiélago de Hawái, existe un vertedero que posee una superficie similar a la del continente europeo y que se formó por que una corriente giratoria transporta hasta allí los residuos arrojados al mar por los barcos y desde las costas canadienses, japonesas, chinas y estadounidenses. Esta isla de plásticos tiene más de cien millones de toneladas de residuos fotodegradables, que van deshaciéndose lentamente y cuyos trocitos son confundidos con comida por varias especies, haciendo peligrar sus vidas. El daño ecológico es inconmensurable.

Marea negra del Exxon Valdez

El Exxon Valdez, un petrolero que cambió de nombre varias veces y se desguazó en 2012, encalló en Alaska (Bahía de Príncipe Guillermo) contra un arrecife llamado Bligh a principios de la primavera de 1989. Su casco se abrió derramando más de cuarenta millones de litros de crudo, en una zona considerada de muy alto valor ecológico. Si bien a causa de este accidente y de la consiguiente marea negra que ocasionó, se endurecieron las medidas en cuanto a la construcción de este tipo de embarcaciones, éstas no siempre son respetadas y los mares siguen en peligro.

Naurú y los fosfatos

Esta isla de la Micronesia (océano Pacífico) de apenas 21 km3, es el tercer país más pequeño del mundo y su superficie fue arrasada casi en un 90% a causa de los fosfatos que contenía y que fueron explotados durante casi un siglo. Para colmo de males está amenazada por el calentamiento global y puede desaparecer en algunos años. La mayoría de sus habitantes son obesos, diabéticos y padecen de problemas renales y cardíacos.

Vertedero electrónico de Guiyu

En la localidad china de Guiyu se encuentra el vertedero de residuos eléctricos y electrónicos más grande del mundo. Los desechos se acumulan sin medidas de control ninguna y entre la población que vive en los alrededores, se dan altísimos índices de plomo en sangre, lo que provoca abortos espontáneos, malformaciones y una amplia gama de enfermedades infantiles. El daño al ecosistema se considera casi irreparable.