miércoles, 7 de octubre de 2015

Monsanto suprimirá 2.600 empleos en reestructuración


En el conjunto del año, el beneficio neto del grupo especializado en transgénicos cayó 15,5% a 2.310 millones de dólares.
El gigante estadounidense de la biotecnología y la agroquímica Monsanto anunció el miércoles que en los próximos 18 a 24 meses suprimirá unos 2.600 empleos para ahorrar, en el actual contexto de caída de los precios de las materias primas agrícolas.

La empresa no dio detalles sobre las regiones o funciones afectadas.

Monsanto solo indica en un comunicado que deja su actividad de caña de azúcar y espera economizar a largo plazo 400 millones de dólares gracias a este plan de reestructuración.

Estas supresiones de empleo le siguen al anuncio de malos resultados financieros en el cuarto trimestre de su ejercicio 2015.

En ese período Monsanto perdió 495 millones de dólares debido a la caída de precios de los granos y los importantes gastos jurídicos de su reestructuración.
Monsanto suprimirá unos 2.600 empleos en 18 a 24 meses
La compañía de biotecnología Monsanto Co. (MON) anunció el miércoles que planea una reestructuración y que eliminará 2.600 puestos de trabajo debido a que sus pérdidas aumentaron en el último trimestre como resultado, una vez más, de las menores ventas de semillas de maíz. Monsanto dijo que prevé llevar a cabo los recortes en los próximos 18-24 meses, una medida con la que pretende optimizar su negocio. La compañía señaló que espera que la fase inicial del proceso de reestructuración genere un ahorro de entre US$275 millones y US$300 millones anuales al término del ejercicio fiscal 2017. También anunció un nuevo programa de recompra de acciones por una cantidad de US$3.000 millones. La compañía con sede en San Luis ha tenido que lidiar con la fortaleza del dólar, que hace que sus semillas y sus aerosoles para cosechas sean más caros para los agricultores extranjeros. Además, la caída de los precios de las materias primas ha disminuido el poder adquisitivo de los agricultores y ha dañado la demanda de semillas de alta tecnología de Monsanto y de rivales como DuPont Co. El precio del maíz, la principal fuente de ingresos por la venta de semillas de Monsanto, ha bajado un 2% este año. La empresa prevé un beneficio por acción para el nuevo año fiscal de entre US$5,10 y US$5,60 por acción, muy por debajo de las estimaciones de los analistas de US$6,19.