jueves, 1 de octubre de 2015

Descubren microorganismos que pueden vivir en Marte


Los llamados “extremófilos” tiene la capacidad de vivir o adaptarse a ambientes muy salados y si existe posibilidad de vida en el planeta rojo, estos habitarían en agua congelada con alta concentración de sodio.
Tras el hallazgo de agua en Marte un grupo de científicos y astrobiólogos profundizó la investigación acerca de la existencia de vida en ese planeta, y que pueden haber microorganismos capaces de resistir en condiciones extremas. 
Según Alfred McEwen, científico encargado del aparto Mars Reconnaissance Orbiter, la posibilidad de vida en Marte es “muy alta”, aunque la evidencia más segura se encontraría a nivel microbiológico en su superficie. 
“Si hay agua filtrándose bajo la superficie, tal vez haya un ambiente donde las bacterias y la vida microbiana puedan sobrevivir”, coincidió, por su parte, Lewis Dartnell, astrobiólogo del centro de investigación espacial de la Universidad de Leicester de Inglaterra.
Mientras que el investigador de la biología fuera de la Tierra, Pablo Mauas, explicó a medios internacionales que “en Marte, las temperaturas son muy bajas. Hablamos de -20 grados en verano y -100 en invierno. Para que el agua esté líquida tendría que tener una altísima concentración de sales (porque el agua salada se congela a temperaturas más bajas). Si se confirma que hay agua líquida, nos acercamos un paso a la posibilidad de que exista o haya existido vida en Marte, porque la vida, tal como la conocemos, sólo puede existir donde hay agua líquida”.
En ese sentido, los expertos consideran que estos microorganismos llamados “extremófilos” serían capaces de vivir en ambientes muy salados. “Son organismos que se adaptan a condiciones extremas y que también existen en la Tierra”, precisó Mauas.
Aseguran que pueden vivir en distintas zonas del planeta Tierra. Por ejemplo, Mauas y su equipo trabajaron con Natrialba Magadii, que es originaria del lago Magadi en Kenya, y vive en concentraciones de sal muy altas.
Refirieron también que habitan en los llamados “ojos de mar” (lagunas pequeñas, profundas y muy saladas) en Tolar grande, Salta. Hay otros que resisten al arsénico encontradas en cloacas de Tucumán, Argentina.
En el año 2011, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, en inglés) envió en un transbordador con microorganismos llamados “osos de agua” para evualuar su adaptación en el planeta rojo y sobrevivieron.
Éstos se caracterizan por ser organismos con una extraordinaria resistencia a ambientes extremos, capaces de sobrevivir durante décadas sin comida ni agua.