miércoles, 14 de octubre de 2015

Científica del Conicet galardonada: "es un premio a todo el equipo"


Andrea Gamarnik, galardonada con el Premio internacional L’Oréal-UNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia” dialogó con Radio Seis y explicó en qué consisten sus investigaciones sobre los mecanismos de multiplicación del virus del dengue.
En el año 2001, Andrea Gamarnik, investigadora principal del Consejo, luego de trabajar siete años en EE.UU estudiando el virus de la poliometitis, decidió regresar a la Argentina para incorporarse al Instituto Leloir, donde fundó el Laboratorio de Virología Molecular, en el que desde hace catorce años estudia los mecanismos moleculares del virus del dengue. Por estas investigaciones fue distinguida en el año 2009 con Premio L’Oréal-UNESCO en la Argentina.

Seis años después de este logro, la científica fue galardonada con el Premio internacional L’Oréal-UNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia” por Latinoamérica para lo cual fue seleccionada de entre 2600 destacadas investigadoras de todo el mundo, por un jurado independiente e internacional de trece científicos presidido por la Dr. Elizabeth Helen Blackburn, ganadora del mismo premio en 2008 y premio Nobel en Fisiología o Medicina 2009. Además, desde el 2014, Gamarnik fue incorporada a la Academia Americana de Microbiología, siendo la única mujer argentina que pertenece a dicha Academia.
"El premio éste en realidad es un premio a mi equipo, al trabajo sostenido durante estos 15 años y representa un orgullo para nosotros" expresó Andrea Gamarnik a La Mañana de Radio Seis.
"En nuestro laboratorio trabajamos en generar conocimiento acerca de cómo se multiplica el dengue, en cómo hace el virus para transformarse de uno a miles. Ese fue un descubrimiento que hicimos en 2006: cómo hace para multiplicarse y este año estudiamos cómo cambia el virus cuando se traslada de mosquitos a humanos" explicó e insistió en recordar la frase "sin mosquito no hay dengue" ya que el virus sólo se transmite de mosquito a humano y no entre personas.
"El virus es transmitido por mosquitos y es muy importante en Latinoamérica y está llegando hasta a regiones que son cálidas. En América del Sur los únicospaíses que no tienen dengue son Chile y Uruguay" dijo, y precisó que el año pasado en Brasil hubo un millón de personas afectadas y en Argentina, 30 mil.
La científica aclaró que para controlar el virus es muy importante la prevención, eliminando todos los lugares donde el mosquito pueda poner huevos.
Andrea Gamarnik negó el mito que indica que el mosquito se reproduce sobre el agua estancada y dijo que en realidad, "pone huevos en agua limpia" por lo que el problema se da en regiones donde no hay agua potable y tienen que juntar agua potable de lluvia.
La doctora lamentó que para el virus aún no hay vacunas ni antivirales aunque "hay varios laboratorios trabajando sobre ésto y durante los últimos años se han redoblado los esfuerzos".