jueves, 1 de octubre de 2015

Arsat es el fruto de un camino que inició Argentina estos últimos diez años, según una investigadora


La doctora en Astronomía Beatriz García consideró que tener tecnología satelital para un país es tener independencia y estimó que los Arsat 1 y 2 son el fruto de un camino que inició Argentina en los últimos diez años.
"No es menor tener tecnología satelital. Es tener independencia para poder manejar las comunicaciones, para llevar Internet y teléfono a lugares remotos, allí donde los privados no llegan porque no es redituable", dijo la experta, investigadora y docente de astronomía.

García destacó a pocas horas del lanzamiento del Arsat 2 desde la Guayana Francesa que "la tecnología alcanzada por Argentina es consecuencia del desarrollo de la ciencia aplicada".

"En nuestro país, la ciencia y la tecnología han sido prioridad en la ultima década y por eso estamos viendo estos resultados", estimó la investigadora del Conicet.

Si bien hasta el momento "no podemos lanzar los satélites nosotros mismos, vamos en camino a poder hacerlo en el futuro", aseguró la doctora en astronomía, miembro de la Unión Astronómica Internacional.

Para la experta, "la ciencia y la tecnología en nuestro país habían sido destruidas tanto durante la última dictadura cívico militar como durante el período del gobierno de Carlos Menem.

A un día del lanzamiento del Arsat 2, cuya cobertura (de polo a polo) es más amplia que la del Arsat 1, "este 'producto' empieza a ser también redituable" ya que comunicará no solo a los habitantes de Argentina sino a los de otros países del mundo, afirmó la experta.