jueves, 1 de octubre de 2015

Acciones para prevendir le perforación de la capa de Ozono en Bolivia


Durante el protocolo de Montreal, Canadá, que se oficializó en el año 1987, Bolivia consiguió reducir un total de 92,3 toneladas la importación y uso de sustancias químicas que destruyen la capa de ozono, según ha informado recientemente el Viceministro de Medio Ambiente, Biodiversidad, Cambios Climáticos, Gestión y Desarrollo Forestal, Gonzalo Rodríguez Cámara.
"Los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) son las sustancias químicas que reducen y perforan la capa de ozono. Bolivia no fabrica estos productos, los importa. El 2014 se internaron 125 toneladas de HCFC, en esta gestión se recortó a 92,3 toneladas. Un 25 por ciento menos", informó Rodríguez en la feria – taller "Sin ozono no hay vida" que se realizó en la Plaza San Francisco, celebrando el Día Internacional de Protección a la Capa de Ozono.

A través de un proceso catalítico, agregó, los HCFC, gases para la refrigeración y aire acondicionado, debilitan y perforan la capa de ozono por donde ingresan los rayos ultravioleta del sol que provocan cáncer en la piel de la gente. "Según datos oficiales, con la reducción de la importación y uso de estas sustancias, se evitó que dos millones de personas tengan cáncer en la piel o cataratas en los ojos", dijo.

Acciones de prevención:


Por su lado, Fernando Ponce de León, Coordinador Nacional de la Comisión Gubernamental de Ozono, explicó que en los últimos años la referida capa se fortaleció con las medidas de prevención. Sin embargo, un 30 por ciento aún está debilitado en las zonas altas andinas.

Agregó que las acciones preventivas en el país tuvieron éxito por las alianzas que el Gobierno estableció con la Aduana Nacional que impide el ingreso de estas sustancias y con los técnicos de refrigeración y aire acondicionado que disminuyeron el uso de estos gases. "En el último año bajamos la importación en 25 por ciento y tenemos el objetivo de reducirlo a cero hasta el año 2.030", manifestó.

En la feria taller participaron 13 instituciones públicas y privadas vinculadas con esta temática. Los técnicos brindaron toda la información al público para que eviten el uso de los HCFC en sus actividades diarias. El evento tuvo una masiva concurrencia del público.