martes, 29 de septiembre de 2015

Barrick Gold reconoció que el cianuro que se derramó llegó a uno de los ríos de la zona


La compañía dice que fueron 224 mil litros de solución contaminada. La asambleista Gisela Carrizo Muñoz contó los planteos que le hicieron a la empresa Obras Sanitarias Sociedad del Estado para que se hagan más controles.
Tras el derrame de cianuro ocurrido días atrás en el yacimiento Veladero, la principal preocupación es saber si el agua está contaminada y la empresa fue suspendida por 5 días.
A pesar de reconocer el derrame de cianuro, la minera canadiense asegura que no se detectaron problemas en la salud de personas y que ellos mismos repartieron botellas de agua mineral a los vecinos.
Tanto los estudios de agua que hizo la empresa Obras Sanitarias Sociedad del Estado (OSSE) como las muestras que tomaron los vecinos de Jáchal por su cuenta dieron resultado negativo con respecto a la presencia de cianuro en el agua.
Justamente,  el presidente de esa empresa estatal Cristian Andino estuvo reunido con los vecinos.
En declaraciones a Radio La Lechuza la asambleísta Gisela Carrizo Muñoz aclaró que “los estudios, durante un tiempo, pueden dar negativos porque los resultados no serían de forma inmediata”. Ahora, el principal pedido, es que se instale un instituto con científicos locales que realicen análisis permanentes.
Mientras tanto, ayer, estuvo inspeccionando la planta el juez Pablo Oritja, que es quien ordenó paralizar por 5 días las actividades en la mina.
El gobernador José Luis Gioja defendió la importancia de la mina Veladero y aseguró que lo que le interesa es la sustentabilidad: “sabemos que más de 4mil personas viven directamente de este proyecto minero”.
Recordemos: 224 mil litros de solución cianurada fueron los que se derramaron y en parte llegaron al río Las Taguas según reconoció la propia empresa Barrick Gold en un comunicado.