lunes, 17 de agosto de 2015

Los mayas lo sabían:Hallazgo arqueológico: la pirámide de Chichén Itzá está construída sobre un río subterráneo




Científicos descubrieron que la pirámide de Chichén Itzá está construída sobre un río subterráneo. Los mayas eligieron ese lugar estratégicamente conociendo la existencia del cenote.

La templo de Kukulkán se ubica próximo a un cenote que fue descubierto por una tomografía eléctrica tridimensional que realizaron científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto de Antropología e Historia (INAH).

El estudio iluminó el subsuelo de la pirámide y dejó ver un río subterráneo que recorre de norte a sur el terreno y mide entre 20 y 30 metros, dependiendo de la zona. El arqueólogo Guillermo de Anda explicó al diario mexicano El Economista que los mayas construyeron la pirámide tras seleccionar el lugar estratégicamente.

La pirámide se encuentra equidistante a cuatro cenotes, uno por cada punto cardinal, el hallado recientemente es el quinto, que representa el eje del mundo. "El punto donde crecía la ceiba sagrada, cuyas raíces llegaban al inframundo y sus ramas a los cuatro puntos cardinales", comentó De Anda.

Chichén Itzá significa "la boca del pozo de los brujos del agua" y destaca la importancia que le brindaba esta cultura a los espacios naturales, contadas como proximidad con las deidades.