miércoles, 26 de agosto de 2015

La misteriosa sucesión de OVNIS que intrigó a Robledo de Chavela en los 80


No es la primera vez que desde estas líneas se habla de Madrid como escenario de avistamientos de OVNIS. Su sierra, incluso, está presente en la ruta extraterrestre Área Norte, una suerte de mapa de los municipios de la Comunidad propensos a este tipo de «encuentros en la tercera fase». Si la última vez recordamos el embalse de El Atazar, ahora toca hacer lo propio con Robledo de Chavela, quien en los años 80 aglutinó diferentes testimonios.

Fueron apenas iniciada la década, con tres casos casi sucesivos que llegaron a publicarse en prensa. En uno, el primero, cuatro luces chispeantes revolotearon sobre el campanario de la iglesia antes de desaperecer en el horizonte, en dirección a la estación de seguimiento de satélites, el Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid (MDSCC por sus siglas en inglés), afincado en el municipio desde 1964. En el segundo, un halo de luz cruzó la localidad siguiendo el mismo trazado. Lo curioso de este nuevo registro es que también fue visto sobre la estación de trenes de Chamartín, con una reacción similar al avistado en la Gran Vía años antes.

Poco tiempo después, entre Robledo y Valdequemada, una especie de huevo aterrizó en una extensa pradera. De su interior, según un testigo, salió una enorme criatura, con apariencia extraña que, ignorando que había sido descubierto, inspeccionó el terreno. La veracidad de estos sucesos es nula salvo por contados testimonios y ciertos recortes de periódicos, desaparecidos de las páginas nacionales a medida que pasaban los años. La relación entre Robledo de Chavela y la NASA, así como las posteriores declaraciones de la CIA, han motivado este y otros episodios interplanetarios.