jueves, 20 de agosto de 2015

Japón lanza con éxito su nave de carga a la Estación Espacial Internacional


La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) lanzó con éxito el cohete H-IIB con el modulo de reabastecimiento HTV5 (Kounitori 5) con destino a la Estación Espacial Internacional (EEI).
El cohete japonés H-2B puso en órbita el miércoles por la noche (hora de Tokio) un transbordador de reabastecimiento para la EEI, anunció la agencia espacial japonesa, JAXA.
El cohete despegó de la base de Tanegashima (sur) a las 20H51 locales (11H51 GMT), según las imágenes difundidas en directo sobre el sitio internet de JAXA.
Este quinto ejemplar del cohete H-2B (o H-IIB) transportaba un módulo de carga inhabitado de uso único, bautizado HTV5 o Kounotori 5 ("la cigüeña"), con 5,5 toneladas de material y víveres para los residentes de la ISS. Entre ellos hay un equipo de tratamiento de agua de la NASA, la agencia espacial estadounidense.
El HTV5 llegará a la EEI al cabo de unos cinco días de vuelo, y permanecerá junto a ella unos 45 días, antes de regresar con los desechos no peligrosos y los elementos que ya no se necesitan a bordo de la estación.
Su epopeya espacial terminará cuando se desintegre a su vuelta a la atmósfera terrestre.
A principios de julio, el transbordador de reabastecimiento ruso Progress consiguió llegar a la EEI tras dos lanzamientos frustrados por parte de Rusia y de Estados Unidos los meses anteriores.
Un anterior transbordador Progress se desintegró a principios de mayo en el espacio y, a finales de junio, el cohete norteamericano Falcon 9 de SpaceX explotó, destruyendo a su vez la cápsula inhabitada Dragon que tenía que abastecer a la EEI.
La misión japonesa Kounotori 5 es la quinta de este tipo para el modelo de lanzador H-2B tras las de septiembre de 2009, enero de 2011, julio de 2012 y agosto de 2013.
El despegue del miércoles fue realizado por la JAXA y por el grupo industrial Mitsubishi Heavy Industries (MHI), que también se encargó del ensamblaje del cohete H-2B, el segundo mayor de Japón tras el H-2A.