lunes, 24 de agosto de 2015

Envían a juicio a la exsecretaria de Medio Ambiente Picolotti

Está acusada de administración fraudulenta y la magistrada que tomó la decisión es María Romilda Servini de Cubría.
La exsecretaria de Medio Ambiente Romina Picolotti fue enviada este lunes a juicio oral y público por el delito de administración fraudulenta, a raíz de gran cantidad de gastos y vuelos aéreos durante su gestión los cuales no pudo justificar.

Lo resolvió este lunes la jueza federal María Servini de Cubría quien envió a juicio a Picolotti, y cuya causa fue sorteada en el Tribunal Oral Federal 6.

Picolotti, secretaria de Medio Ambiente entre 2006 y 2008 , fue acusada por una infinidad de gastos durante su gestión, entre ellos varios vuelos privados que no pudo justificar más allá que ella había dicho que tuvieron relación con la tarea que llevaba adelante.

 La acusan de no poder justificar la gran cantidad de gastos y vuelos aéreos realizados durante su gestión.
La exsecretaria de Medio Ambiente Romina Picolotti fue enviada hoy a juicio oral y público bajo el cargo de administración fraudulenta, a raíz de la gran cantidad de gastos y vuelos aéreos realizados durante su gestión y que no pudo justificar.
   En envío a juicio de Picolotti fue resuelto hoy por la jueza federal María Servini de Cubría y la causa, tras ser sorteada, recayó en el Tribunal Oral Federal 6.
   Picolotti, secretaria de Medio Ambiente entre 2006 y 2008, fue acusada por una infinidad de gastos durante su gestión, entre ellos varios vuelos privados que no pudo justificar pese a que argumentó que tuvieron relación con la tarea que llevaba adelante.
   La decisión la tomó luego de rechazar un planteo de la defensa, que había reclamado una pericia caligráfica al sostener que muchas de las firmas sobre los gastos hechos, no habían sido realizadas por Picolotti sino que pudieron haber sido fraguadas.
   Los gastos que reprochó la jueza son variados y van desde cenas en exclusivos restaurantes hasta regalos de lujo o compras en el kiosko.
   Entre los gastos analizados por la jueza están la compra de flores en La Orquídea el 8 de agosto de 2006 por 80 pesos; comidas en Puerto Sorrento o Il Gatto o la compra de una barrita de cereal.
   También se la acusa por una gran cantidad de vuelos aéreos privados que contrató para ella y su familia, y si bien adujo desarraigo a raíz de que son oriundos de Córdoba, la jueza señaló que para esa fecha todos residían en Buenos Aires.
   En algunos de esos vuelos incluso se trasladó la entonces mucama que tenía la familia de la funcionaria.

   Además, la jueza descartó que se trataran de gastos funcionales como lo intentó argumentar Picolotti.