jueves, 6 de agosto de 2015

BARILOCHE:60 años del Balseiro: piden mantener el respaldo

 El acto oficial recordando el inicio de clases en el Instituto Balseiro (IB), hace 60 años, se enmarcó en una encendida defensa del actual modelo político, que jerarquizó la ciencia y tecnología en Argentina. "Debemos defender el poder del conocimiento, desde las universidades tenemos que trabajar para que Argentina continúe siendo un país donde nuestros jóvenes puedan seguir estudiando ciencia", dijo el rector de la Universidad Nacional de Cuyo, Daniel Pizzi, del cual depende el IB.
El acto, presidido por la titular de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Norma Boero, la intendenta municipal, María Eugenia Martini, el director del Instituto Balseiro, Oscar Fernández y el propio Pizzi, tuvo lugar en el teatro La Baita y contó con un auditorio de reconocidos hombres de ciencia y tecnología, muchos de ellos egresados del IB.
En esta oportunidad el confortable teatro se asemejó a un "laboratorio de bajas temperaturas", ya que se encuentra sin gas, por lo cual Fernández tuvo que pedir disculpas a los asistentes. Así, durante casi dos horas, los presentes, muchos de ellos con más de 70 años, tuvieron que aguantar estoicamente el frío, sentados en las butacas.
Fernández recordó los períodos en los cuales el IB sufrió falta de apoyo y de presupuesto de parte del Estado, con políticas negativas para el sector. Entre 2002 y 2008 la inversión en investigación y desarrollo creció un 157%, producto directo y casi exclusivo de las políticas de expansión económica. Se pasó de 1,81 investigadores por cada mil habitantes en el 2002 a 2,57 en 2008 con una tendencia que continuó en los años recientes llegando al 2014 a 3 investigadores por cada mil habitantes. En Bariloche hay alrededor de 15 cada mil.
Dijo que estos progresos "deben ser mantenidos y mejorados" y reiteró que hay una necesidad concreta de duplicar la cantidad de egresados, para que puedan satisfacer las demandas en las industrias que supo generar en los últimos años el país.
La intendenta María Eugenia Martini adhirió a las palabras de Fernández y recordó que llegó a esta ciudad gracias a la ciencia y tecnología (su marido trabaja en Invap) donde logró reunir a muy buenos amigos.
Por su parte, Boero recordó los inicios del instituto, "con 15 alumnos y ocho docentes". Luego realizó un recuento de las principales obras y gestiones del gobierno para favorecer el desarrollo de la ciencia y tecnología en el país y recordó que "Argentina es uno de los 11 países del mundo que puede elaborar uranio enriquecido". También destacó la construcción de reactores nucleares, entre ellos Atucha II.
En los últimos años el gobierno nacional construyó 14 nuevos edificios en el Centro Atómico Bariloche, con unos 20.000 metros cuadrados cubiertos, que permitieron modernizar el área de educación e investigación. Las obras consolidan el sector científico, uno de los orgullos de la ciudad.