sábado, 15 de agosto de 2015

17.000 basuras espaciales rodean la Tierra


El número de escombros espaciales que rodean actualmente la Tierra parece haberse estabilizado en la primera mitad de 2015, manteniéndose en valores que rondan los 16.900 objetos.
Concretamente, de los 16.906 objetos con los que se inició el año, junio ha cerrado con 16.925 objetos.
Estos son los datos facilitados por la Oficina del Programa de la NASA de Restos Orbitales que hace recuento de la basura espacial que orbita la Tierra.
Por 'basura espacial' se entiende la cantidad de satélites activos o inactivos que han sido lanzados o bien bajados de sus órbitas para ser hundidos en el mar, así como cohetes espaciales antiguos y en funcionamiento, y demás objetos procedentes de la fragmentación de residuos, generados por ejemplo en explosiones.
De manera desglosada, de estos 16.925 cuerpos espaciales que rondan el planeta, la Comunidad de Estados Independientes -antigua Unión Soviética- se mantiene como la que mayor cantidad de basura desecha al espacio, con un total de 6282 objetos (que ha bajado en más de medio centenar de objetos desde principios de año); seguida de Estados Unidos con 5182 y de China con 3706.
Mientras, la Agencia Espacial Europea (ESA) sigue siendo la entidad que menos objetos emite al espacio, con 97 cuerpos, de los cuales 52 proceden de explosiones y 45 son cohetes, cuerpos y demás escombros.
Además, hay países que independientemente de la agencia espacial a la que pertenezcan, también envían y 'arrojan' a la órbita terrestre aparatos espaciales. Así, sería el caso de los 508 franceses, los 209 que tiene Japón, los 165 indios, o los 776 de 'otras' naciones, según se desprende de este informe de la NASA.
El programa de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés) encargado de controlar la basura espacial es el 'U.S Space Surveillance Network' (SSN).
La iniciativa la desarrolla el Gobierno de Estados Unidos y tiene como principal objetivo detectar, controlar, catalogar e identificar estos objetos hechos por el hombre y que orbitan alrededor de la Tierra.
Asimismo, se encarga de predecir cuándo y dónde caerá un objeto de nuevo en la Tierra, cuál es su posición en el espacio, detectar nuevos cuerpos residuales en el espacio y a qué país pertenecen, además de informar a la NASA si estos objetos interfieren con la estación Shuttle.
La basura espacial es un problema que gira alrededor de la Tierra y en grandes proporciones. Por ello, la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL en Suiza) viene desarrollando un prototipo de nave que devoraría los pequeños satélites fuera de servicio en la órbita terrestre.