martes, 28 de julio de 2015

Usar redes sociales más de 2 horas diarias acarrea problemas psicológicos


Un grupo de científicos canadienses publicó una investigación en la que plantea que los adolescentes que emplean ese tiempo son más propensos a tener pensamientos suicidas y a tener un estado de salud general más pobre.
Los adolescentes que usan Facebook, Twitter y otras redes sociales durante un promedio de más de dos horas diarias son más propensos a tener pensamientos suicidas, a padecer desequilibrios psicológicos y a tener un estado de salud general más pobre, según un estudio publicado en "The Journal Cyberpsychology, Behavior and Social Neteworking".
El trabajo, según indicó Newsweek, concluyó también que los adolescentes que utilizan las redes sociales durante excesivos períodos de tiempo tienen la tendencia a afirmar que su salud mental no iba bien y pide a los organismos encargados de la salud pública que hagan más para comunicarse con los jóvenes, que se encuentran en estas plataformas.
La investigación analiza los datos sobre estudiantes canadienses por cursos desde los siete a los doce años o entre doce y diecisiete años. Los investigadores afirmaron que encontraron que el 25,2% de los estudiantes usaban las redes sociales durante más de dos horas diarias.
Los autores del estudio afirmaron que se necesitará de una mayor investigación para determinar si la pobre salud mental en los adolescentes puede estar causada o ser consecuencia de un uso excesivo de este tipo de plataformas.

Sin embargo, recomendaron que los responsables públicos de salud sean más activosen esta materia y se busque formar a padres y profesores como una forma de identificar los síntomas de los desequilibrios psicológicos o las tendencias suicidas en los jóvenes.
En opinión de los autores "estos resultados confirman a las redes sociales como lugares en los que se encuentran adolescentes con necesidades de salud". También se indicó que éstos "deben poder acceder a una información apropiada y al necesario apoyo de fuentes profesionales".
Otros estudios están también indagando en la influencia de las redes sociales en el comportamiento de los adolescentes. En esta línea, en otra investigación publicada en el «Journal of Social & Clinical Pshicology» sus autores concluyeron que las personas se sienten deprimidas después de uso prolongado de Facebook. La causa se debería a que se tienen a hacer comparaciones sociales negativas de amigos que aparecen en sus líneas de tiempo.
En este sentido, el Servicio Público de Salud británico afirmó que los niños que se sientan delante de una pantalla durante más de cuatro horas diarias tenían un particular alto riesgo de desarrollar problemas mentales.