lunes, 16 de febrero de 2015

Cambio climático amenaza seguridad alimentaria mundial

 
 
La aceleración del cambio climático y su impacto sobre la producción agrícola implica que se necesitarán profundas mutaciones sociales en las próximas décadas para alimentar la creciente población mundial, alertaron el domingo investigadores en una conferencia científica anual.
Según los científicos, la producción alimentaria deberá duplicarse en los próximos 35 años para alimentar la población mundial de 9000 millones de habitantes en 2050, contra 7000 millones en la actualidad.
Alimentar al mundo "implicará algunos cambios en términos de minimizar el factor climático", aseguró Jerry Hatfield, director del Laboratorio Nacional para la Agricultura y el Medio Ambiente.
La volatilidad de las lluvias, las frecuentes sequías y el incremento de las temperaturas afectan los cultivos de granos, por lo que se deberá adoptar medidas, afirmó, durante la reunión anual de la Asociación estadounidense para el avance de la ciencia.
"Si se evalúa la producción desde el 2000 al 2050, básicamente deberíamos producir la misma cantidad de alimentos que produjimos en los últimos 500 años", pronosticó.
Pero globalmente, los niveles de uso de la tierra y la productividad continuarán degradando el suelo, advirtió.
Por su parte, James Gerber, un experto agrícola de la Universidad de Minnesota (EE.UU.), dijo que los científicos identificaron "tendencias bastante preocupantes" como la disminución global de las reservas de granos, que brindan a la sociedad una importante red de seguridad.
El científico también expresó su preocupación sobre el hecho de que la mayoría de la producción de granos está concentrada en áreas vulnerables al calentamiento climático.
Gerber no descartó un mayor uso de los organismos genéticamente modificados (OGM) como medio de incrementar la disponibilidad de alimentos.
Paul Ehrlich, presidente del Centro para la conservación biológica de la Universidad de Stanford (EE.UU.), manifestó que el problema requiere "un real cambio social y cultural en todo el planeta".
"Si tuviéramos 1000 años para resolverlo, estaría muy tranquilo, pero podríamos tener 10 o 20 años" solamente, advirtió.