sábado, 21 de febrero de 2015

ARGENTINA:Los incendios en Chubut están sin control y abarcan 6.000 hectáreas


Las llamas acaban con los bosques de la zona de Cholila y Lago Puelo, cerca de Chile. Lo único que podría apagarlas pronto sería una lluvia. Una avioneta hidrante se precipitó al mediodía.
Los incendios forestales en la comarca andina, en la provincia de Chubut, continuaban ayer con su avance descontrolado castigando las zonas de Cholila y Lago Puelo, en tanto una avioneta afectada al control del fuego se precipitó cerca de Piedra del Aguila (Neuquén) sin que se produjeran víctimas. Anoche se estimaban en más de 6.000 las hectáreas afectadas por los incendios en cercanías de la localidad precordillerana de Cholila, de 2.500 habitantes, aunque la gran masa de humo impedía la visibilidad en más de 30 mil hectáreas. El jueves el área incendiada había sido calculada en 4.500 hectáreas, es decir que en un día las llamas avanzaron un tercio de la superficie. Al cierre de esta edición el fuego se seguía propagando hacia el Parque Nacional Los Alerces. Más de 40 kilómetros lineales de incendios se extendían por los bosques nativos de ese sector cordillerano, en medio de versiones cruzadas acerca de las causas que lo iniciaron: mientras algunos afirmaron que lo había provocado un rayo otros señalaron que los intereses inmobiliarios o los ligados a la tala de madera ejecutaron un incendio intencional. La avioneta hidrante que cayó lo hizo por un desperfecto mecánico. Se desplomó en proximidades de la localidad neuquina de Piedra del Aguila, en las cercanías de un arroyo. Su piloto salió del accidente prácticamente ileso, con algunos cortes en la cabeza nada más. La nave se precipitó alrededor de las 12,30 en el kilómetro 1431 de la ruta 237, donde el conductor intentó aterrizar luego de detectar la falla. Se trata de una avioneta Dromader, perteneciente al Plan Nacional de Manejo del Fuego. Según algunos testigos, al momento de tocar el asfalto el piloto perdió el control de la nave que terminó su recorrido a metros del pequeño arroyo La Teresa. La máquina quedó con una de sus alas y la cola totalmente destruida. El piloto —de apellido Pérez, según se informó extraoficialmente— logró salir por sus propios medios de la cabina y se encontraba anoche en buen estado de salud luego de que los médicos del hospital de Piedra del Aguila le practicaran una pequeña sutura en la cabeza. Por seguridad, el tránsito sobre la Ruta 237 está bloqueado parcialmente y se esperaba a personal de la policía aeroportuaria para que realice las pericias de rigor que permitan determinar qué fue lo que sucedió. Lluvias Ante el avance del fuego, el servicio de manejo del fuego del gobierno de Chubut realizaba intensos trabajos para evitar la propagación de las llamas, aunque la extinción sólo podría suceder con la caída de lluvias que no están pronosticadas por el momento. El gobernador chubutense Martín Buzzi manifestó que estaban "monitoreando la situación". En realidad, se trata de dos focos de incendios que comenzaron hace tres días a raíz, según algunos voceros, de la caída de un rayo. El subsecretario de Bosques de Chubut, Hernán Colomb, dijo ayer en declaraciones a la prensa que el foco en la localidad de Cholila estaba "contenido en su perímetro". Sin embargo, el fuego en el paraje El Turbio permanecía "descontrolado" según los conocedores del lugar. El funcionario sí admitió que ambos focos resultan complejos de combatir por "la dificultad de acceso" en la zona. La ministra de Desarrollo Territorial, Gabriela Dufour, dijo que dispuso "cuatro medios aéreos en la región para ser utilizados en el momento en que se pueda tener visibilidad para operar y atacar desde la perspectiva aérea". Los incendios provocaban presencia de humo en la ruta nacional 40, en el tramo que va desde la localidad chubutense de Epuyén hasta el acceso a El Bolsón. Ante dicha situación, la dirección de Vialidad Nacional pidió a los automovilistas circular con precaución en la zona para evitar accidentes. En una delimitación geográfica aplicada por los lugareños, el fuego actualmente se extiende desde la naciente del río El Tigre hasta el río El Turco. Sospechas sobre el causante del fuego Pobladores de Cholila difundieron pronósticos del tiempo e imágenes satelitales que descartaban tormentas en la zona, único fenómeno que posibilitaría apagar las llamas, en momentos de sospechas sobre el origen de las mismas. Las respuestas de los lectores en los portales informativos oficiaron de termómetro. "No hubo tormentas electricas. Dejen de mentir", escribió Fernando Brocca negando la posibilidad que un rayo haya sido el origen. "Es bien sabido que todos los años, para esta época, se producen incendios intencionales con fines comerciales", se sumó otro. "Por favor, que no se permita por 50 años edificar en los lugares donde haya incendios", escribió una tal Lidia Gómez ligando al interés inmobiliario. "Estos incendios los tenemos todos los años para esta época, casualmente, cuando Bosques no permite mas la tala de arboles para su comercio", posteó otro. Otro motivo de queja es que aviones argentinos estaban colaborando en Chile cuando surgió el siniestro. Cuatro aviones hidrantes y 32 brigadistas fueron enviados a Chile a petición del gobierno trasandino para hacer frente a 11 incendios forestales en siete regiones.