jueves, 8 de febrero de 2018

SANTA FE:ESTE DOMINGO ESCUCHA LA OTRA REALIDAD RADIO



TODOS LOS DOMINGOS DE 2I A 22 HS POR RADIO ESPACIAL FM 93.3 MHZ

Y TODOS LOS CASOS  Y  ENIGMAS DEL MOMENTO

¡¡¡ CONDUCCION:  JOSE LUIS FERNANDEZ!!!
Desde Santa Fe, Argentina, al Mundo....
 Sitio Web www.laotrarealidadradio.blogspot.com.ar
www.fnespacial933. com.ar

Email  de  contactolaotrarealidadradio@gmail.com
 PARAPSICOLOGIA - OVNIS - TAROT - NOTAS
CON  LA OTRA REALIDAD RADIO RADIO LLEGAMOS DONDE VOS ESTAS

 ATREVETE  A   DESCUBRIRNOS

Científicos alertan de virus extraterrestres en viajes espaciales

Los viajes al espacio exterior no resultarán, al parecer, del todo seguros. Un estudio publicado recientemente por la revista ‘Astrobiology’ recomienda a las agencias espaciales del mundo que den mayor importancia a los virus extraterrestres, pues no han sido bien investigados.
En los últimos meses hemos oído hablar de misiones planeadas a Marte para el año 2020. A mediados de 2017, también se dijo que ningún peligro amenaza los astronautas. Sin embargo, los autores del estudio del que hablamos coinciden en que hay muchos factores que deben analizar los investigadores del espacio, entre ellos las bacterias y virus extraterrestres —es decir, que no pertenecen a la Tierra—.
También sugirien que se desarrollen herramientas que permitan detectar y hacer pruebas para saber si esos organismos pueden sobrevivir a las condiciones de la Tierra y cuál puede ser su reacción a este ambiente.
Hay que tener en cuenta que un virus es un agente infeccioso que se replica en las células de los organismos que infecta. En este caso, si existen en otros planetas, sería símbolo de vida.
Por otro lado, mencionan que no hay qué temer, pues la Tierra —al contener tantos organismos vivos— contiene infinidad de virus que han sido controlados con el paso del tiempo, lo que muestra su importancia en el origen y evolución de la vida, así como el desarrollo de herramientas y medicamentos para combatirlos.
Finalmente, lo que también piden es que se preste atención a posibles virus existentes en el espacio para poder estar alerta ante cualquier enfermedad que los astronautas puedan adquirir.

Chile acoge sistema de telescopios más complejo del mundo


La región de Antofagasta, en el norte de Chile, acoge el sistema de telescopios más complejo y potente del mundo, que ha sido denominado ‘Espresso’. Se trata de un espectrógrafo que explorará el universo en búsqueda de la posible vida extraterrestre.
En el frío subterráneo del sistema de telescopios más complejo y potente del mundo ubicado en la región de Antofagasta, se encuentra una pequeña y bien protegida habitación hermética, donde la Organización Europea para la Observación Astronómica en el Hemisferio Austral ha instalado Espresso, el espectrógrafo más avanzado del mundo.
Espresso se beneficia del poder de los cuatro telescopios del sistema denominado Telescopio Muy Grande, que de forma independiente ayudará al aparato a entregar nuevos datos sobre exoplanetas. Utiliza un moderno sistema de prismas, espejos y lentes para llevar luz proveniente de los exoplanetas hasta 10 mil millones de años luz.
Espresso es uno de los dispositivos más esperados por los astrónomos, ya que gracias a su tecnología, 10 veces más avanzada que su predecesor, será capaz de medir hasta el más mínimo cambio en el movimiento de las estrellas a medida que los planetas giran a su alrededor y son afectados por su gravedad.

Hallan posibles señales de vida en la luna más grande de Saturno

Los científicos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés) hallaron señales de vida, en concreto una sustancia que puede indicar la presencia de microorganismos en Titán, la luna más grande de Saturno.
Los investigadores publicaron el jueves su estudio en el portal Phys.org, en el que se estima que existe una pequeña concentración de acrilonitrilo, o cianuro de vinilo, un compuesto orgánico que puede participar en la formación de membranas celulares de microorganismos, a alturas superiores a los 200 kilómetros en áreas sobre el polo sur de Titán.
En su opinión, si en Titán existe vida basada en el metano, el cianuro de vinilo puede ser una alternativa al agua de la Tierra. Según los científicos, esta posibilidad podría “ampliar el número de planetas y lunas que pueden albergar vida extraterrestre”.
Titán es uno de los lugares más parecidos a la Tierra dentro del Sistema Solar y el único mundo, además del nuestro, que mantiene líquido estable en su superficie, aunque sea de metano y no de agua.

Astrónomos hallan por primera vez planetas fuera de la Vía Láctea



Los científicos de la Universidad de Oklahoma (EE.UU.) han descubierto, por primera vez, planetas fuera de nuestra galaxia. Hasta ahora, solo se habían detectado exoplanetas en el interior de nuestra Vía Láctea, según informó recientemente The Astrophysical Journal Letters.
El nuevo hallazgo fue posible, gracias al fenómeno astronómico conocido como microlentes gravitacionales, que permitió a los investigadores detectar una amplia población de mundos solitarios (que no orbitan ningún sol), en el espacio interestelar de una lejana galaxia, llamada RX J1131-1231, a 3800 millones de años luz de distancia de la Tierra.
El efecto de microlentes gravitacionales hace que los rayos de luz procedentes de una fuente luminosa distante (por ejemplo un cuásar) se doblen al atravesar el campo gravitatorio de un objeto intermedio (una estrella o un agujero negro) en su camino hacia la Tierra. Si la fuente de luz se coloca exactamente detrás del objeto intermedio, este actuará como una “lente” cósmica, creando un disco de luz a su alrededor a medida que los rayos luminosos de la fuente lo rodeen para seguir su camino.
El brillo de ese disco luminoso se ve afectado por la presencia de objetos (como planetas) que estén cerca de la estrella que hace de lente y puede utilizarse para descubrir esos planetas, que de otro modo no podrían ser localizados. De hecho, ningún telescopio ni instrumento hecho en la Tierra sería capaz de detectar directamente planetas tan lejanos.
“Estamos muy excitados con este descubrimiento. Es la primera vez que alguien descubre planetas fuera de nuestra galaxia”, afirma Xinyu Dai, de la Universidad de Oklahoma y primer firmante del artículo.
La masa de los planetas detectados por los investigadores varía desde la de la Luna hasta la de Júpiter, pero todos ellos parecen tener en común el hecho de ser planetas solitarios, esto es, que no orbitan alrededor de una estrella en un sistema solar convencional, sino que vagan libremente en el espacio que hay entre las estrellas de la lejana galaxia RX J1131-1231.
“Esta galaxia -explica por su parte Eduardo Guerras, coautor del estudio- se encuentra a 3800 millones de años luz de distancia, y no existe la menor posibilidad de observar estos planetas directamente, ni siquiera con el mejor telescopio que uno pueda imaginar en un escenario de ciencia ficción. A pesar de ello, hemos logrado estudiarlos, revelar su presencia e incluso hacernos una idea de cuáles son sus masas. Es una ciencia genial”.
En su trabajo, los dos astrofísicos utilizaron el Observatorio de rayos X Chandra, de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés), un telescopio espacial controlado por el Instituto Smithsonian. Después analizaron las observaciones en el Centro de Supercomputación de la Universidad de Oklahoma. La mista técnica de microlentes gravitacionales ya había sido utilizada para descubrir cientos de planetas dentro de nuestra propia galaxia, pero el trabajo de Dai y Guerras la ha empujado a nuevas y hasta ahora inexploradas fronteras.

Dinosaurios ya se extinguían millones de años antes del asteroide

Un nuevo estudio señala que la dispersión de los dinosaurios en todo el mundo fue tan rápida que pudo haber ayudado a su decadencia, literalmente por falta de espacio, millones de años antes de su extinción por el impacto de un asteroide, según una investigación de los científicos de la británica Universidad de Reading.
La investigación desvela por vez primera los caminos que tomaron los dinosaurios a medida que se expandían desde Sudamérica a todo el mundo.
Conforme al estudio, publicado el martes, la velocidad de este desplazamiento significó que los dinosaurios rápidamente se volvieron cosmopolitas y posteriormente se quedaron sin tierra. Esta falta de espacio impidió seriamente su capacidad para producir nuevas especies evolucionadas.
La investigación enlaza con un trabajo hecho con fecha anterior por Reading que apuntaba a que los dinosaurios estaban en declive como especie 50 millones de años antes del asteroide que finalmente los aniquiló.

Exoplanetas de Trappist-1 tienen agua 250 veces más que la Tierra



Los científicos confirman que los siete exoplanetas pertenecientes al sistema Trappist-1, situado a unos 40 años luz de la Tierra, contienen grandes cantidades de agua en su superficie y algunos incluso potencial para albergar vida.
Según concluye un grupo de astrofísicos internacionales a cargo de investigar este sistema, los siete exoplanetas están compuestos principalmente por materia rocosa y tienen una proporción de agua de hasta el 5 por ciento de su masa, mientras esta proporción en la Tierra alcanza el 0,02 por ciento, es decir, 250 veces más que nuestro planeta.
Durante el estudio del citado sistema, descubierto en 2017, los científicos también utilizaron el telescopio espacial Hubble para detectar a cinco planetas con atmósferas de hidrógeno y helio, como en Neptuno y Urano, informa esta semana la revista Nature.
Además, dieron a conocer que el cuarto planeta de este sistema es el más similar a la Tierra, en cuanto a su tamaño, densidad y cantidad de luz que recibe se su sol.
Ahora deberán comprobar si tiene una atmósfera para “detectar la presencia biológica fuera de nuestro Sistema Solar”, explicó Amaury Triaud, investigador de la Universidad de Birmingham (Reino Unido).
Triaud, no obstante, declaró que todavía están lejos de aclarar si las condiciones de TRAPPIST-1e son apropiadas para la vida. Para tratar de obtener una respuesta, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés) lanzará al espacio su telescopio orbital James Webb en 2019, una herramienta capaz de identificar los elementos químicos de las atmósferas para establecer la presencia de vida.